Walqa
cepa
walqa
NOTICIAS 

Luis Correas Usón: "Más que nunca el valor de Walqa son las personas y lo que aporta al entorno" 

domingo, 13 de septiembre de 2020

Pulsa para imprimir la noticia   Pulsa para enviar la noticia     
Haz clic en los números para ver las fotos y en cada imagen para ampliarla
El recién nombrado director de Walqa defiende el papel que tiene como un espacio de intercambio y de fertilización cruzada de ideas
Como director, ¿qué es lo primero que quiere hacer en el Parque Tecnológico?

- Recuperar la mayor tasa de normalidad posible, porque aún quedan empresas que están empezando a volver. El teletrabajo está aquí para quedarse y esto nos invita a la reflexión, porque hay una función social. Qué hacemos los humanos que no saben hacer las máquinas y ojalá no sepan nunca: la parte relacional, emocional… Tenemos que ser capaces de que los lugares de trabajo la fomenten.

¿Cómo quedaría Walqa, como un punto de encuentro, intercambio de conocimiento...?

- Esa es la idea. Ahora más que nunca el valor de Walqa, de cualquier parque tecnológico, es ser un ecosistema de personas que actúan entre sí, de intercambio, de fertilización cruzada de ideas. Cuando dos personas creen en un proyecto común, para la parte de confianza sitios como Walqa van a ser muy necesarios y van a permitir dar esos saltos. No es tanto cuántas personas caben aquí programando o picando datos, sino cuántas cosas pasan en Walqa. Aunque, en corto plazo, la pandemia nos obliga a no ser demasiado audaces en las propuestas de actividad. Ahora estoy en la fase de escuchar mucho y de hacer preguntas. Cada empresa tiene que velar por sus intereses, pero hay cuestiones que nos preocupan a todos.

¿Qué les preocupa?

- Sobre todo el talento, uno de los cuellos de botella que tienen empresas. Nos estamos moviendo a un sector de conocimiento, e incluso la industria más tradicional se enfrenta a una reconversión con la digitalización y para eso necesita talento. Tenemos que trabajar esas puertas de entrada al ecosistema de Walqa. Cómo conseguimos que los jóvenes de Huesca o de la provincia se den cuenta de que en Walqa pasan cosas chulas. No es necesario mirar ya no a Zaragoza sino a Madrid o Barcelona para que uno sienta que tiene un proyecto profesional. Aquí tienes oportunidades tremendas con gente que puede ser tu faro, muchos profesionales con una gran trayectoria, que pueden ser una inspiración. Es un gran déficit que tenemos, no hay vocaciones "stem" (acrónimo de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), y si hablamos ya de mujeres… eso hay que trabajarlo porque toman las decisiones a los 16 años.

¿Qué le ha sorprendido de los contactos con empresas?

- Empresas como Ecomputer, Podoactiva, Ox-CTA… son proyectos muy consolidados; o Continuum Security, que es el momento ¡wow!, cuando Cristina Bentué cuenta la génesis de su empresa; o Frogtek, con Guillermo Caudevilla; tenemos expertos en ciberseguridad al máximo nivel; en "blockchain" con Oesía… Cualquier joven de Huesca o su entorno que quiere hacer cosas chulas, lo que tiene que hacer es venir aquí cuanto antes, en etapas tempranas. Vamos a ir sembrando.

¿Cómo ha visto la evolución de estos años?

- El trabajo que se ha hecho ha sido magnífico. El impulso inicial que tuvo de la mano de Arturo Aliaga fue tremendo, porque es como es y poca gente hay con su empuje y su visión. Creció muy potente, en unas circunstancias con una economía de expansión. Es verdad que España en la última década ha tenido que digerir que el crecimiento no es tan exponencial. Ahora tenemos que hacer una labor muy de día a día.

¿Habría que trabajar en la especialización para ser un parque referente en algo?

- Creo que la especialización no la puedes forzar. Hace 20 años el sector TIC era uno en sí mismo y diferenciado de otros más tradicionales, pero ahora está muy desdibujado porque la tecnología está en todos los sitios. Podoactiva es uno de los mejores ejemplos de industria 4.0 con fabricación aditiva, líneas automatizadas, visión artificial… y todo ha salido del coco de Víctor Alfaro y de su equipo.

¿Qué le puede resultar atractivo a una empresa para ubicarse en Walqa?

- Dos elementos: uno, precisamente, que no tiene especialización, porque no sabemos en la siguiente idea quién va a poner la semilla. Si nos dedicáramos solo a una cosa, el día que pinchara... El efecto tractor que te puede llevar a que un empresario te abra las puertas a su sector; la otra ventaja es que tenemos un parque de primera generación de empresarios que han sido emprendedores, que han tenido que batirse el cobre, y eso da un riqueza tremenda. Cualquiera de los que están aquí puede enseñar mucho o otro.

¿Está más enfocado a los emprendedores que a la que vengan grandes empresas?

- Tenemos que tener muy claro que Walqa es Huesca. Tiene que atender a las necesidades de Huesca por varios motivos: porque la semilla de aquí, echa raíces aquí, hace un árbol fuerte y a su sombra van a crecer otros. Hemos tenido casos de empresas grandes que han venido y se han asentado, pero las decisiones no están aquí, puede ser un árbol vistoso pero sus raíces no están aquí.

Pero también hay empresas grandes que desarrollan grandes proyectos desde aquí.

- Lo que se ha conseguido con empresas como Deloitte, Oesía, Telefónica… es que han sido capaces de crear un núcleo de especialización y conocimiento que da servicio a la compañía esté donde esté. Telefónica I+D desde Walqa desarrolla la plataforma de vídeo en toda latinoamérica. Al final la compañía ve que tiene un núcleo de conocimiento en Walqa y no va a querer tocarlo, es lo que hay que conseguir con las compañías que vienen de fuera. Puede que de la covid surjan oportunidades para entornos manejables y amables como puede ser Huesca más que los entornos masificados que sufren más.

¿Se ha atraído talento?

- Sí, otra cosa es cuántos ceros le quisiéramos poner a la cifra. Pero, pensemos al revés. ¿Qué pasaría si no estuviera Walqa? ¿Cuántas de las empresas incluso de entidades e instituciones estarían en Huesca? No todas. Ha costado mucho esfuerzo. Los 10 primeros años de Walqa fueron una cosa y los 10 segundos -cumpliremos 20 años dentro de dos- fueron otra, porque el entorno era distinto.

¿Cuánta gente está trabajando en Walqa?

- Cincuenta empresas y 500 puestos de trabajo, aunque cada vez más relativo por el teletrabajo. Lo importante es qué aporta Walqa a su entorno. Hay empresas que necesitan perfiles tan especializados que cuando encuentran a uno no le dicen que venga a trabajar a Walqa, sino desde donde le dé la gana y que ya vendrá cuando le necesitemos.

Han comenzado la obra de Amazon en Plhus, ¿le hubiera gustado tenerlo en Walqa?

- Amazon va a instalar un centro de datos, que sobre todo son miles de ordenadores recibiendo y sirviendo datos a toda velocidad desde cualquier y a cualquier punto del mundo. Que Amazon venga a Aragón y que venga a Huesca ya es una buena noticia, porque ya te pone la chincheta en el mapa. Cuando americano, un japonés o un chino vea dónde están los centros de Amazon en Europa verá uno aquí, cerca de Madrid, dirá. Y hay un centro tecnológico al lado y con tren de alta velocidad.

¿Podrían desarrollar acciones conjuntas con Amazon?

- Seguro que sí, que surgirán oportunidades y tenemos que explorarlas, pero es una empresa distinta a lo que hay en Walqa, allí sobre todo hay máquinas y en Walqa personas. En el centro de datos, lo que interesa es que la luz esté verde y parpadeando todos los días.

¿Y con el hidrógeno, acabaremos de ver los resultados?

- Ahora mismo hay tres marcas de automoción que tienen modelo comercial de hidrógeno en catálogo, ya estamos un poco más cerca. Fíjate cuánto tiempo ha hecho falta para que se empiece a hablar del vehículo eléctrico y que puedas empezar a pensar si te compras uno, que es enchufar en casa. Una cosa curiosa del efecto tractor es que una empresa del patronato de la Fundación Hidrógeno, Soldaduras Calvera, es la mayor especialista hidrogeneras de Europa.

Ahora que se habla tanto de sostenibilidad, ¿cómo se trabaja en Walqa?

- Walqa fue pionero en la sostenibilidad. El primer producto que lancé desde la Fundación, del lado de Walqa con José Luis Latorre y al amparo de Arturo Aliaga y todo su equipo, fue de fotovoltaica. Durante bastante tiempo toda la energía que se consumía se generaba en Walqa de forma renovable. En los próximos diez años, estamos en un esquema de hacer más sostenible toda nuestra actividad. Creo que Walqa puede seguir siendo pionero en eso.

¿Cómo se retroalimentan con el planetario?

- Viene fenomenal. Tener motivos de mostrar ciencia nos viene bien para que venga la gente y quitarnos el salgo mito de que en España no se hace ciencia.

 

INVESTIGACIÓN PUNTERA EN ENERGÍA

 

Luis Correas Usón es doctor en Ingeniería, con experiencia en investigación y en desarrollo en sectores como el energético y la automoción. Comenzó en la Fundación Circe entre 1995 y 2001, una etapa en la que trabajó para la mejora de las centrales térmicas, para lo que desarrolló un software. Entre 2001 y 2004, trabajó como ingeniero de producto para la empresa de automoción Valeo. Ya conoce el Parque Tecnológico Walqa, donde fue el primer director gerente de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón, entre 2004 y 2014, una etapa que recuerda como unos años "magníficos, intensísimos". "Conseguimos posicionar bien a la Fundación en Europa y tenemos un polo de conocimiento en Walqa de primer nivel", indica. Por ello, "cuando me dijeron si me apetecería dirigir Walqa, dije: pues ya mismo", apunta.

 
 


Noticias Recientes