Walqa
cepa
walqa
NOTICIAS 

Luis Correas: "Tener el parque tecnológico Walqa puerta con puerta con Amazon en Huesca será un gran atractivo" 

sábado, 05 de septiembre de 2020

Pulsa para imprimir la noticia   Pulsa para enviar la noticia     
Haz clic en los números para ver las fotos y en cada imagen para ampliarla
Este doctor en Ingeniería ha vuelto como director a Walqa, donde ya dirigió durante 10 años la Fundación del Hidrógeno, y ve un futuro "con más oportunidades que amenazas".

¿Cómo se ha encontrado el parque tecnológico 7 años de dejar la Fundación del Hidrógeno para irse a la Universidad San Jorge?

La verdad es que nunca lo dejé del todo porque tras diez años en la Fundación, hice muchos vínculos y amigos. Ahora hay muchas empresas y caras de hace siete años pero estoy disfrutando de conocer otras nuevas. Lo que más me alegra es que hay proyectos que han crecido un montón.

Ahora que hablamos tanto de salud, ¿la de Walqa es buena?

Si entramos solo en una guerra de cifras y comparamos la gente que había hace unos años y la que hay ahora, quizá no ha seguido la evolución de crecimiento. Pero yo creo que es más importante que haya proyectos sólidos y tractores que sabes que la semilla era de aquí, que han hecho raíces, que van a crecer con troncos fuertes y que a la sombra de esos árboles realmente van a poder nacer otros nuevos. Y los hay.

Y en datos fríos, ¿cómo puede resumir la actividad del parque?

Ahora mismo es difícil hacer un censo pero antes de la pandemia había unas 50 empresas y unos 500 trabajadores. Tenemos que entender que estamos en una situación transitoria y debemos empezar a pensar cuáles son los cambios estructurales que traerá toda esta situación. Porque igual la gente no necesitará oficinas o, por el contrario, profesionales que ahora trabajan en grandes núcleos de población tendrán la oportunidad de regresar a sitios más tranquilos como Huesca.

¿Los ERTE han llegado también a las empresas de Walqa?

Dentro de esas 50 empresas ha habido de todo. Los más afectados han sido los proyectos más incipientes, que quizá han tenido que dar un paso atrás, y aquellos que trabajan en temas de márquetin, comunicación y eventos, porque ahora todo eso está en el congelador. Pero en las empresas de desarrollo tecnológico y se software ha ocurrido lo contrario, no han parado. Y ese es un indicador de la salud del parque.

Fue nombrado en junio. ¿Ha empezado ya a buscar empresas?

Nos estamos empezando a mover, a levantar el teléfono, a visitar... Pero hoy por hoy el interrogante es cuándo se va a volver a la oficina en una dinámica normal. La prioridad ha sido poner a disposición de las empresas todos los servicios del parque con las máximas garantías porque hay muchos medios compartidos. A largo plazo, hay un debate abierto sobre el futuro de la oficina física porque es verdad que aporta un valor el aspecto social de comunicación interpersonal. Pero vamos a pasar del antiguo paradigma de tantos metros cuadrados y tantas personas trabajando a cuántas ideas y cuántas cosas pueden pasar dentro de un edificio. La suerte es que eso puede tender al infinito en Walqa por lo que hay que trabajar dinámicas para que haya creatividad, fertilización cruzada entre sectores, empresas y profesionales...

"Vamos a pasar del antiguo paradigma de tantos metros cuadrados y tantas personas trabajando a cuántas ideas y cuántas cosas pueden pasar dentro de un edificio. Y la suerte es que eso puede tender al infinito en Walqa"

¿Hay que renunciar pues a captar a esas multinacionales con grandes plantillas que actuaron de locomotoras cuando se abrió el parque hace 18 años?

El mundo ha cambiado completamente desde el año 2000. Si vienen, perfecto y tenemos que estar siempre abiertos, pero las empresas que hay en Walqa que pertenecen a multinacionales no siguen ese modelo. Son equipos de profesionales especializados que aportan valor a la compañía. El objetivo deber ser buscar empresas que sea difícil que se marchen. Traer a una compañía solo para que te ocupe no se cuántos metros cuadrados y te cree no se cuántos empleos pero que por una decisión que se tome en Madrid o en Frankfurt pueda irse de un día para otro, no es bueno para Huesca ni para nadie. Aquí tenemos más empresas de crecimiento lento y modelo bonsai.

No obstante, si mañana llama a la puerta de Walqa una nueva empresa, ¿tiene parcelas, edificios y oficinas disponibles?

Sí, aunque quizá las necesidades de espacio no va a ser en el futuro la principal cuestión sino encontrar un sitio donde el trabajo sea motivante y sea una referencia en el mapa, y Walqa lo es.

¿Qué efecto tendrá para el parque la llegada de Amazon a la cercana plataforma logística de Huesca?

Con Amazon volvemos a poner una chincheta de Huesca en el mapa porque no todos los sitios pueden decir que tienen un centro de datos como este y el público de EE. UU., Europa o Asia nos conocerá por esto. Y tener un parque tecnológico puerta con puerta será un gran atractivo.

¿Qué cuentas se ha encontrado en la sociedad gestora?

Me he encontrado una situación muy razonable. Habrá algún bache en el horizonte porque las administraciones han tenido que focalizar en lo urgente, el aspecto sanitario, y hay otras prioridades. Pero si llega dinero de Europa, irá a temas donde Walqa está muy bien posicionado como la economía verde, la digitalización y la formación. Por eso, veo más oportunidades que amenazas.

¿Cómo convencería a un joven que ha acabado sus estudios para que venga a trabajar a Walqa?

El conjunto de personas que trabajan en Walqa es muy estable y eso quiere decir que las condiciones económicas son razonables. Aun así, creo que el salario, aunque es necesario, hace tiempo que ya no es el único factor que miran los jóvenes. Las nuevas generaciones priman el proyecto de crecimiento personal y profesional y muchas empresas del parque lo han sabido hacer bien porque es lo que ofrecen. Los jóvenes de Huesca deben saber que tienen unas oportunidades tremendas en su tierra y para eso debemos seguir haciendo un esfuerzo para abrir nuestras puertas y que nos conozcan.

Fuente: Heraldo
 
 


Noticias Recientes