Walqa
cepa
walqa
NOTICIAS 

Regresar a la normalidad en Walqa en la fase 1 de desescalada 

martes, 19 de mayo de 2020

Pulsa para imprimir la noticia   Pulsa para enviar la noticia     
Haz clic en los números para ver las fotos y en cada imagen para ampliarla
Empresas del Parque Tecnológico como Ecomputer, Podoactiva y Deloitte se han adaptado al estado de alarma y ahora retoman gradualmente la rutina
La entrada en la fase 1 de la desescalada ante la afección del coronavirus ha permitido a algunas empresas del Parque Tecnológico de Walqa volver a recibir clientes en sus instalaciones. Otras, en cambio, por el tipo de actividad que realizan, han optado o siguen optando por el teletrabajo, aunque también mantienen parte de su actividad en sus edificios u oficinas.

En Ecomputer, la actividad no ha cesado desde que dio comienzo el estado de alarma. "La informática es un servicio esencial y no hemos dejado de darlo, para que todas las empresas tuvieran soporte y pudieran trabajar desde casa", explican desde la firma. Parte de la plantilla ha continuado en la sede del Parque Tecnológico, mientras que otra parte lo ha hecho en las tiendas, que han seguido abiertas o desde sus domicilios.

En Walqa se encuentran ahora una veintena de empleados, algunos de los cuales se han reincorporado desde sus casas. Para ello han tomado todo tipo de precauciones. "Hay guantes y mascarillas a disposición de todos y se guarda la distancia de seguridad. En cada punto hay información sobre cómo afecta la covid-19 y las pautas de las que nos han informado desde el primer momento, como lavarse las manos", señalan desde Ecomputer.

Estos días, afirman, "ha habido mucho más volumen de trabajo", con la adaptación de muchos clientes y empresas para realizar su labor en remoto, además de la venta "online". La normalidad, añaden, "está llegando poco a poco", aunque en su momento también surgieron dificultades derivadas de las restricciones por el estado de alarma. Ponen como ejemplo el transporte, tras el cese del servicio de autobús al Parque, cuando surgió la duda sobre si se podía llevar en coche a otro compañero.

En Podoactiva, por otra parte, comenzaron a recibir pacientes el 11 de mayo, coincidiendo con la, puesta en marcha de la fase 1 de desescalada. "Hay muchas peticiones de citaciones en las clínicas y esto hace que activemos todos los servicios de la central, aparte de los tratamientos, ya de la mano de las clínicas. Han abierto todas a nivel nacional y cuentan ya con citas para finales de este mes", explica Miguel Subirá, gerente de la firma. Espera que a partir de junio sigan al mismo ritmo y continúen llenándose las agendas.

Tienen la ventaja, afirma Subirá, de que en sus clínicas y centros se toman medidas sanitarias por defecto. Sin embargo, las nuevas circunstancias les ha llevado un tiempo de preparación, ya que ahora estas medidas deben particularizarse para prevenir la covid-19, adaptándose la dinámica natural con nuevos procesos, como tomar la temperatura a los pacientes, proveerles de calzas o hacerles pasar por una alfombra antibacteriana, además del uso de mascarillas, Podoactiva han sido también parte activa en la lucha contra la covid-19, participando en la campaña "Máscara es la vida", junto a Concahusa y Tecmolde, en la que se han llegado a distribuir 400.000 mascarillas en toda España a través de una campaña de "crowfounding". Hasta finales de abril la actividad en el conjunto de Walqa, en general, afirma Subirá, ha estado "bajo mínimos, porque, como es normal, tocaba quedarse en casa". Esta semana, destaca, han detectado "mucha más animación, más personas, más coches aparcados en los diferentes edificios, se está recuperando la actividad". En su caso también han mantenido a la mayor parte de los trabajadores en casa, a aquellos que podían realizar su actividad desde su domicilio, mientras que los que se ocupan de fabricar el material se han mantenido en su puesto. Ahora solo esperan, afirma Subirá "recuperar pronto la normalidad y pensar en innovar y crecer, esa es la idea de las empresas del Parque".

Por otra parte, Deloitte, otra de las empresas del Parque Tecnológico oscense, de cara a la vuelta progresiva a la actividad presencial, también ha diseñado un plan para salvaguardar la salud y seguridad de sus trabajadores. Priorizan así el teletrabajo frente al trabajo presencial en oficinas hasta que la situación sanitaria evolucione más favorablemente y han puesto en marcha medidas de higiene y de seguridad que van desde el desarrollo de tecnología propia -como la monitorización de la salud de los profesionales por el servicio médico de la firma o la optimización del nuevo espacio disponible por la distancia de seguridad- hasta el reparto de material de protección y el refuerzo de los servicios de limpieza y desinfección.

"Afortunadamente, la adaptación de nuestra actividad al teletrabajo fue muy rápida desde el inicio de la alerta dado que la mayoría de nuestros profesionales ya contaban con la tecnología necesaria para ello", asegura Eduardo Miracle, socio responsable de consultoría tecnológica en Aragón, quien alaba además la profesionalidad del equipo ante esta difícil situación.

En relación a cómo esta crisis ha afectado a la empresa, Miracle asegura que han seguido manteniendo la actividad estimada en sus áreas de servicio, "si bien es cierto que ha habido un incremento de actividad relevante en los ámbitos de asesoramiento laboral y legal, ciberseguridad y en aquellos servicios vinculados a la gestión de la tesorería y gestión de riesgos".

 
 


Noticias Recientes