Ir al Inicio Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter walqa en linkeding Síguenos en Youtube Suscríbete a nuestro canal RSS Buscar
 
NOTICIAS 

La científica jacetana María Josefa Yzuel dará nombre a uno de los edificios de Walqa 

jueves, 15 de noviembre de 2018

Pulsa para imprimir la noticia   Pulsa para enviar la noticia     
Mujeres investigadoras y empresarias protagonizan un debate en el recinto oscense sobre el papel de la mujer en este ámbito
Carrusel Fotográfico
Haz clic en los números para ver las fotos y en cada imagen para ampliarla
María Josefa Yzuel, natural de Jaca, licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de  Zaragoza, doctorada en 1966  y primera mujer con plaza titular en la Universidad, dará nombre a partir de ahora del Edificio 3 del Parque Tecnológico Walqa después de un proceso en el que han participado más de 1.000 personas y que ha culminado esta mañana como actividad complementaria a un desayuno informativo sobre “Mujeres en la Ciencia y la Tecnología” celebrado en el propio recinto oscense dentro de la Semana de Ciencia.
En el desayuno han intervenido Pilar Catalán, investigadora Universidad Politécnica de Huesca; Laura Abadía, técnica especialista I+D / R&D Technician en la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón; Patricia Salas, directora de Sonea Ingenieria y Medio Ambiente; y Avelina Bellostas, socia de  HdosO Consultores. Todas ellas del Parque y de su entorno.
De la mano de Celia García, directora gerente de Walqa, las cuatro invitadas han expuesto cuales fueron sus fuentes de inspiración de cara forjar sus carreras profesionales  y que,  en el caso de Pilar Catalán, básicamente fue su entorno familiar ya que su padre fue investigador de Aula Dei; su tío,  Miguel Catalán, un reconocido investigador en el campo de la Química;  y su madre licenciada en Farmacia, aunque ha indicado que por el hecho de ser mujer  tuvo problemas para poder desarrollar su carrera profesional. 
Pilar Catalán no ha dudado.  Por una parte ha citado a Bárbara McClintock,  científica en campo del maíz en el que hizo importantes descubrimientos y que en un  principio  no contó con el apoyo de  la comunidad científica aunque a posteriori consiguió ser  la única mujer que recibió en solitario el Nobel de Medicina o Fisiología.  Por otra parte, le atrajo la figura de Rosalind Franklin, estudiosa  de importantes contribuciones a la comprensión de la estructura  del ADN a través de  los Rayos X,  que no tuvo en vida ningún reconocimiento a su carrera profesional  aunque a posteriori sus  estudios  e interesantes aportaciones  sirvieron para importantes hallazgos científicos.  Ambas, lucharon  contra los convencionalismos de su época y son ejemplo a tener en cuenta por su tesón  constante pese a las adversidades del momento.
Para Patricia Salas, Rosalind Franklin también es uno de sus modelos a seguir y, por supuesto, los que se encuentra en su día a día, tanto a nivel profesional como personal.
Por último Avelina Bellostas, manifestaba su creencia  en compartir conocimiento, aprender de todo, del entorno personal y profesional, “de quién nos enseña a  tener la mente abierta y a crecer en todos los ámbitos”. 
Todas coincidían en lo que es gratificante para ellas en su día a día,  los pequeños logros, superar los pequeños hitos o retos que se proponen, incluso una buena discusión con un colega de la que puedan extraer conclusiones puede servir para alimentar un buen día. Además, tachar en la lista de tareas que se va marcando semanalmente, los clientes satisfechos y  como empresarias que son algunas de ellas, llegar a fin de mes y poder seguir creciendo y poder ofrecer a su equipos, una estabilidad laboral y crecimiento profesional.
A la pregunta de cómo dar visibilidad al papel de la mujer, Avelina Bellosta, abogaba por ser referentes en asociaciones empresariales. De hecho, ella es la primera mujer que ha entrado recientemente a formar parte del Comité Ejecutivo de CEOE.
Pilar Catalán consideraba clave el reconocimiento y apoyo de otros colegas de profesión porque, para ella, lo que prima es la calidad y no el género. Ha expuesto que en la Universidad existe paridad hasta que se incorporan al mercado laboral y esa paridad se rompe. Citó el ejemplo de que el ratio de profesores titulares de universidad es 70% hombres y 30% mujeres y si hablamos de catedráticos es todavía más dispar: Un 80% hombres y un 20% mujeres.
Laura Abadía opinaba que es importante que los jóvenes vean referentes femeninos, que los modelos a seguir son  el mejor  ejemplo para los chicos y chicas y por lo tanto cree que es muy importante el desarrollo de acciones que ayuden a conseguir esa igualdad demandada y necesaria.
Concluía Patricia Salas incidiendo en el tema de la sensibilización de todos, tanto de hombres como de mujeres.
Además, todas han señalado la importancia del apoyo y comprensión en el ámbito familiar para todas aquellas chicas que quieran formarse o abrirse camino en campos tradicionalmente masculinos y, por otra parte, no ponerse límites de ningún tipo.
Fuente: Aragón Hoy
 
 


Noticias Recientes




 
Suscríbete a nuestro boletín Suscríbete a nuestro boletín
MultiCaja
Gobierno de Aragón